Hacienda

Rumiloma se caracteriza por tener una mezcla electrizante de tradiciones Ecuatorianas y un sofisticado gusto internacional en cuanto a la decoración, el menú y hasta la personalidad de sus dueños y su personal.

Amber es propietaria de Rumiloma de nacionalidad Norteamericana, diseñadora de interiores y una aficionada chef, que vivió en Irlanda en donde era dueña de caballos de carreras y dirigía un centro benéfico para niños, la cual la trajo al Ecuador. En Ecuador ella conoció y se enamoró de su esposo actual Oswaldo, un hotelero y uno de los más dotados montañistas mientras escalaban el Volcán Cotopaxi. Durante 6 años de haberse conocido han logrado construir no tan solo una familia con 4 pequeñas niñas sino también realizar sus sueños de crear un acogedor y lujoso refugio dentro de la Hacienda Rumiloma, cuya propiedad perteneció a la familia de Oswaldo por más de 60 años. Aquella pareja ha triunfado en la creación de un lugar único de su clase en el Ecuador. Rumiloma es un modelo de virtudes, hospitalidad y perfecciones, con un servicio fino internacional y de alta cocina.

A solo pocos minutos arriba del ajetreo y bullicio de la ciudad capital, Rumiloma es verdaderamente un pequeño Paraíso Andino sobre el corazón de Quito.

Elige un idioma: